Especialidades

Anestesiología

La anestesiología es una especialidad médica que evita que el paciente sienta dolor durante un procedimiento quirúrgico o exámenes. En casos oncológicos, es importante durante los procedimientos quirúrgicos, comunes en el tratamiento de tumores. Sepa más.
Anestesiología

La anestesiología, o anestesia, es la especialidad médica que evitará que el paciente sienta dolor durante un procedimiento quirúrgico o incluso en pruebas diagnósticas, identificando y tratando las alteraciones de las funciones vitales. El acto anestésico va más allá de simplemente quitar el dolor o “ponerte a dormir”. El anestesiólogo acompaña a su paciente durante la cirugía, manteniéndolo bajo el efecto de los anestésicos en procedimientos que pueden durar desde unos minutos hasta varias horas.

La anestesia en el tratamiento quirúrgico del cáncer

En sus primeras etapas, el cáncer puede controlarse o curarse mediante tratamiento quirúrgico, junto con quimioterapia y radioterapia. La cirugía puede tener una finalidad curativa, especialmente cuando existe una detección precoz del tumor y es posible su extirpación total o paliativa, cuando el objetivo es reducir la cantidad de células tumorales o controlar síntomas que comprometan la calidad de supervivencia del paciente.

La cirugía debe realizarse siempre bajo anestesia, en un ambiente adecuado y con material y personal debidamente preparado para la intervención. El procedimiento también considerará aspectos técnicos como el conocimiento de la enfermedad y su etapa de desarrollo, ya que la extirpación completa del tumor con cuidado de no dejar que la enfermedad se propague y la extirpación de todos los lugares donde la enfermedad se haya podido propagar son fundamentales para la intervención quirúrgica sea exitosa.

 Tipos de anestesia

Existen tres tipos de anestesia para realizar procedimientos oncológicos, general, local y regional. El primero tiene un efecto en todo el cuerpo, dejando a los pacientes inconscientes e incapaces de moverse. Los cirujanos lo usan cuando operan órganos internos y para otros procedimientos invasivos o que consumen mucho tiempo, como la cirugía de espalda. Los anestésicos locales se usan para bloquear el dolor en una parte específica del cuerpo, como un diente. Los anestésicos regionales afectan áreas más grandes, como un brazo, una pierna o todo lo que está debajo de la cintura. Hay varios tipos de anestésicos generales, locales y regionales, que duran el tiempo que el cirujano necesita para hacer el trabajo. La elección del anestésico varía según el momento y el tipo de operación, así como las condiciones físicas y emocionales del paciente. De ahí la importancia del anestesiólogo, que es el profesional especializado en esta área.

 ¿La anestesia es riesgosa?

Los riesgos son muy raros. Con instrumentos, técnicas, conocimientos y medicinas modernas, el anestesiólogo cuenta con todas las herramientas para dar seguridad al paciente durante el procedimiento. Antes de la cirugía, el profesional revisa la condición clínica y el historial de salud del paciente, por lo que es importante que el paciente sea honesto y sincero con el médico antes de un procedimiento quirúrgico. Se debe informar si es alérgico a ciertos medicamentos, si tiene problemas como asma, bronquitis o hipertensión arterial, por ejemplo. Además, también debe informar si utiliza otras drogas, estimulantes o esteroides anabólicos. Vale la pena recordar que el médico tiene la obligación de mantener el secreto profesional, por lo que el paciente no debe tener miedo ni vergüenza de hablar en este momento.

 ¿Qué se recomienda hacer antes de un procedimiento con anestesia?

  •         Ayuno de al menos ocho horas antes de la operación (no beber ni siquiera agua);
  •         Si el paciente utiliza prótesis dentales, dependiendo del procedimiento, se retirarán;
  •         No utilice cosméticos o productos de belleza el día de la operación;
  •         No use joyas, anillos, pulseras, relojes de pulsera, aretes. También es importante quitarse los alfileres, horquillas, pelucas, pestañas postizas y otros objetos innecesarios;
  •         No mastique chicle antes de la cirugía, ya que esto provoca un aumento de aire y jugos en el estómago, lo que puede provocar vómitos después de la operación;
  •         Se recomienda dejar de fumar al menos 15 días antes del procedimiento. Sin embargo, si esto no es posible, como máximo un cigarrillo, cada 4 o 5 horas.
  •         Seguir estrictamente las indicaciones médicas.

REFERENCIAS

1 – [SOCIEDAD BRASILEÑA DE ANESTESIOLOGÍA, ACCESO EL 25/08/2021 >> https://www.sbahq.org/publico-em-geral/]

 

2- [INSTITUTO BRASILEÑO DE CÁNCER, ACCESO EL 26/08/2021 >> https://www.inca.gov.br/tratamento/cirurgia]

 

3 – [ESCUELA NFO, ACCESO EL 25/08/2021 >> https://www.infoescola.com/medicina/anestesiologia/]

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Especialidades

Conoce todas las especialidades médicas de los profesionales del Grupo Oncoclínicas
Sepa mas