Especialidades

Cirugía plástica

La cirugía plástica en oncología se utiliza en la recuperación estética de pacientes que, a causa de sus tumores, han sufrido daños en su cuerpo debido a procedimientos en el tratamiento de los mismos, como la cirugía parcial o curativa. Obtenga más información.
Cirugía plástica

La cirugía plástica en oncología se utiliza en la recuperación estética de pacientes que, a causa de sus tumores, han sufrido daños en su cuerpo debido a procedimientos en el tratamiento de los mismos, como la cirugía parcial o curativa. Obtenga más información.

La cirugía plástica reconstructiva oncológica tiene como objetivo recuperar estéticamente alguna parte del cuerpo que ha sufrido otros procedimientos, como la cirugía curativa o parcial. También se realiza para restablecer la función de un órgano o parte del cuerpo después de la cirugía de extirpación del cáncer. En el caso de los pacientes oncológicos, los procedimientos en los que más se aplica son en las cirugías de cánceres de mama y de piel, así como de cabeza y cuello.

Tipos de cirugía plástica reconstructiva

  • Reconstrucción mamaria

En la mastectomía total se pueden utilizar tres técnicas: colocación de prótesis, expansores y uso de colgajos de piel, pero todo dependerá del tamaño de la resección. Si se quita mucha piel, es necesario recurrir a otra región del cuerpo; cuando se quita más tejido mamario (compuesto por glándulas, conductos y grasa) que piel, las prótesis y los expansores son la mejor opción.

Los expansores se implantan en mujeres que no guardaron espacio suficiente para la colocación de la prótesis en un primer momento. Son una especie de prótesis vacías, que se rellenan con solución salina para que la piel ceda poco a poco. Cuando alcanzan el volumen ideal, los expansores se sustituyen por prótesis de silicona.

La colocación de las prótesis es similar a la de los procedimientos estéticos. La diferencia es que se implantan detrás del músculo, para una mayor sujeción, ya que la mama ya no tiene todos los tejidos.

  • Reconstrucción de la piel

En el cáncer de piel, el cirujano plástico puede realizar directamente la intervención para la resección (extirpación) del cáncer o actuar conjuntamente con un cirujano oncológico, buscando el mejor resultado estético posible. En la misma cirugía, el profesional aplica técnicas de cirugía plástica para realizar el cierre de la zona de la que se extrajo el tumor, o incluso realiza un injerto de piel de otra región del cuerpo. 

La modalidad elegida varía según el tipo y la extensión de la enfermedad, pero normalmente, la mayoría de los carcinomas basocelulares o escamosos pueden tratarse con procedimientos sencillos, como la cirugía excisional: extirpación del tumor con un bisturí, y también de un borde adicional de piel sana, como margen de seguridad. La técnica tiene altas tasas de curación y puede utilizarse en el caso de tumores recurrentes.

Normalmente, se trata de cirugías realizadas sólo con anestesia local, a veces con anestesia local bajo sedación, y el paciente es dado de alta el mismo día. La escisión (extirpación) de la lesión y la cirugía plástica reconstructiva se realizan en el mismo tiempo quirúrgico y con colgajos locales de piel.

A continuación, el producto de la cirugía se envía a un análisis patológico para confirmar los márgenes de seguridad y, por tanto, confirmar la curación.

  • Cabeza y cuello

El objetivo de la cirugía plástica reparadora es corregir lesiones deformantes, defectos congénitos o adquiridos. Al restablecer la forma y la función de la zona afectada, promueve la mejora de la calidad de vida y la resocialización de los pacientes. Ejemplos: reconstrucción de la mandíbula, devolviendo el movimiento de esta zona; corrección de cicatrices quirúrgicas; simetrización y mejora del equilibrio facial; corrección de la caída del cabello y del pelo, entre otros.

Posibles efectos adversos de la cirugía plástica reconstructiva

Mamas – En los primeros meses pueden producirse algunos efectos secundarios, como hinchazón, fatiga, sensibilidad y dolor en las mamas, así como limitación del movimiento. La reconstrucción autóloga tiene un tiempo de recuperación más largo que la que utiliza implantes. Conviene recordar que los pechos no tendrán la misma sensibilidad. Al menos, en los primeros años. Después, puede volver gradualmente.

Piel, Cabeza y Cuello – El desarrollo de un hematoma es la complicación más común de la cirugía plástica, que se produce debido a la acumulación de sangre en la región operada, causando hinchazón y dolor. Además, porque los vasos sanguíneos se rompen durante la cirugía. Pueden producirse trombosis, apertura de puntos, infección, asimetría de la cicatriz, entre otros efectos secundarios,

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Especialidades

Conoce todas las especialidades médicas de los profesionales del Grupo Oncoclínicas
Sepa mas