Especialidades

Hematología Pediátrica

La hematología pediátrica se ocupa de todas las enfermedades relacionadas con la sangre y los órganos hematopoyéticos en los niños. En el ámbito del cáncer, la especialidad se llama onco-hematología y se ocupa de los tumores líquidos, como las leucemias y el trasplante de médula ósea. Más información.
Hematología Pediátrica

La hematología pediátrica es la especialidad de la pediatría que se ocupa de las enfermedades relacionadas con la sangre y los órganos hematopoyéticos (médula ósea, ganglios, bazo) en niños y adolescentes. La sangre está formada por plasma y tres tipos de células: glóbulos rojos, glóbulos blancos (leucocitos) y plaquetas.

La onco-hematología pediátrica se centra en el tratamiento de las neoplasias que afectan a los niños. Suelen ser pediatras especializados en enfermedades hematológicas de la infancia relacionadas con la sangre.

El cáncer en niños y adolescentes presenta características que lo diferencian del cáncer en adultos. Tiene un origen celular predominantemente embrionario, corto período de latencia y, en general, rápido crecimiento, siendo muy importante, para obtener mejores resultados, la rápida sospecha diagnóstica y la pronta derivación para el inicio del tratamiento.

En muchos casos, la sospecha y el diagnóstico del cáncer en niños y adolescentes es el hecho de que su presentación clínica se produce a través de signos y síntomas inespecíficos que son comunes a otras enfermedades benignas más frecuentes en la infancia, manifestados por síntomas generales que no permiten su localización, como fiebre prolongada, vómitos, pérdida de peso, hemorragias, adenomegalias generalizadas, dolor óseo generalizado y palidez. O, también, a través de signos y síntomas de afectación más localizada, como dolor de cabeza, alteraciones de la visión, dolor abdominal y dolor osteoarticular.

Tipos de cáncer

Leucemias agudas

La leucemia aguda es la principal neoplasia que afecta a los niños y adolescentes, con un periodo de latencia corto y una historia de aparición de síntomas en pocas semanas. Las principales son la leucemia mieloide aguda (LMA) y la leucemia mieloide crónica (LMC).

Los principales síntomas son palidez cutáneo-mucosa, fatiga, irritabilidad, hemorragias anormales sin causa definida, fiebre, dolores óseos, articulares y generalizados, aumento del tamaño del bazo (esplenomegalia) y signos debidos a la trombocitopenia, como hemorragias nasales, hemorragias conjuntivales, hemorragias gingivales, petequias (manchas violáceas en la piel) y equimosis (manchas moradas en la piel).

Linfoma

El linfoma infantil es un tipo de cáncer del sistema linfático que se divide en: linfoma no Hodgkin (LNH) y linfoma Hodgkin (LH). Sus síntomas son muy similares a los de las enfermedades comunes de la infancia, como el aumento de los ganglios linfáticos, la fiebre, los sudores nocturnos y la pérdida de peso, así como el dolor de estómago, las náuseas y los vómitos. 

Este tipo de cáncer ocupa el tercer lugar entre los más frecuentes en este grupo de edad. La gran diferencia entre el linfoma infantil y el de los adultos es la forma en que los niños responden al tratamiento. Actualmente, si el diagnóstico se realiza de forma precoz y el tratamiento propuesto es el adecuado, las tasas de curación son muy elevadas. En el caso del LNH infantil, se consigue la curación en el 70% de los casos y en la EH en el 95%.

Referencias

https://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/protocolo_diagnostico_precoce_cancer_pediatrico.pdf 

http://ihht.com.br/hematologia-pediatrica/ 

https://www.sprs.com.br/sprs2013/bancoimg/131210152055bcped_12_01_04.pdf

https://revista.abrale.org.br/linfoma-infantil-tudo-que-voce-precisa-saber/

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Especialidades

Conoce todas las especialidades médicas de los profesionales del Grupo Oncoclínicas
Sepa mas