8ª Edição

CheckMate-577 abre una nueva perspectiva para el tratamiento del cáncer de esófago y la transición esófago-gástrica con inmunoterapia

por: Grupo Oncoclínicas
CheckMate-577 abre una nueva perspectiva para el tratamiento del cáncer de esófago y la transición esófago-gástrica con inmunoterapia

El riesgo de recidiva tras la quimiorradioterapia neoadyuvante seguida de cirugía (denominada terapia trimodal) sigue siendo elevado en el cáncer de esófago (EC) o de transición esofágica (EGT). Todavía no hay ningún tratamiento disponible en este entorno. CheckMate 577 es el primer estudio global, aleatorizado, doble ciego y de fase 3 que informa de la eficacia y seguridad de un inhibidor de puntos de control en el entorno adyuvante después del tratamiento trimodal para el EC/TEG.

En opinión de Renata D’Alpino Peixoto, oncóloga clínica especializada en tumores gastrointestinales y neuroendocrinos, que trabaja en el Centro Paulista de Oncología (CPO), del Grupo Oncoclínicas, los resultados superaron las expectativas. “Este es el primer tumor, después del melanoma, en el que la inmunoterapia adyuvante ha resultado beneficiosa”, afirma. “Aunque las tasas de recurrencia son elevadas (superiores al 50%), nadie sabe con certeza cuál es la mejor manera de seguir a estos pacientes, ni siquiera si cualquier seguimiento (mediante pruebas de imagen y/o de laboratorio) aporta alguna reducción del riesgo de morir por la enfermedad”, afirma.

La conducta para este tipo de pacientes, antes del CheckMate 577, era sólo la observación clínica. “En mi opinión, en vista de la eficacia demostrada hasta ahora, con el uso de nivolumab siendo capaz de duplicar la mediana de supervivencia libre de enfermedad (SLE) y con un perfil de toxicidad clínica aceptable, la terapia tiene el potencial de incorporarse de inmediato como un nuevo tratamiento estándar”, comenta Bruno Protásio, oncólogo de la clínica NOB, del Grupo Oncoclínicas, en Salvador (Bahía).

CheckMate-577 incluyó a casi 800 pacientes con EC/GT, estadios II o III, tratados con trimodalidad y que presentaban enfermedad residual en la muestra de esofagectomía. Se les asignó aleatoriamente la observación o el tratamiento con inmunoterapia, nivolumab, durante un máximo de un año. Los grupos recibieron placebo o nivolumab 240 mg por infusión intravenosa cada quince días durante 16 semanas, seguido de nivolumab 480 mg cada cuatro semanas hasta la progresión de la enfermedad o toxicidad inaceptable. Al final del estudio, los autores demostraron un beneficio estadísticamente significativo en la supervivencia libre de enfermedad (SLE) a favor del tratamiento con inmunoterapia, llegando a duplicar la mediana de SLE en el brazo de inmunoterapia de 11 a 22,4 meses.

En cuanto a la seguridad en el uso de nivolumab, el CkeckMate 577 informó, en la mayoría de los casos, de toxicidades manejables y consistentes con estudios anteriores con este medicamento.

Acceda a nuestra página web y conozca todos los detalles del estudio CheckMate 577.

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.L