Tipos de cáncer

Laringe

El cáncer de laringe puede desarrollarse en tres áreas del órgano: subglotis, glotis y supraglotis. Es más frecuente en hombres mayores de 40 años. Ronquera, irritación de garganta, nudo en el cuello y tos constante son algunos de los síntomas. Aprende más.
4 min de lectura
por: Grupo Oncoclínicas
Laringe
El cáncer de laringe es más prevalente en hombres mayores de 40 años. La ronquera, la irritación de la garganta, el bulto en el cuello y la tos constante son síntomas.

La laringe es el órgano que alberga las cuerdas vocales (glot) y es responsable, entre otras cosas, de la fonación. Se puede dividir en tres compartimentos: subglotis, glotis y supraglotis. El cáncer de laringe es el cáncer de origen en este órgano y es predominante en hombres mayores de 40 años.

Los principales factores de riesgo para el cáncer de laringe son:

  • Fumar – aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de laringe en aproximadamente 10 veces;
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas, especialmente si está asociado con el tabaquismo.

Es uno de los cánceres más comunes de la región de la cabeza y el cuello (25% de los tumores malignos de la región y 2% de todas las neoplasias malignas).

Subtipos de cáncer de laringe

El cáncer de laringe tiene dos subtipos más importantes:

  • Carcinomas de células escamosas: casi todos los cánceres de laringe se desarrollan a partir de las células escamosas del epitelio, la capa interna del revestimiento del órgano. La mayoría de los cánceres de células escamosas de la laringe comienzan como una lesión premaligna, llamada displasia, y progresan a un tumor invasivo (cáncer). Sin embargo, esto no siempre sucede y la displasia puede incluso desaparecer sin ningún tratamiento, especialmente si se elimina el factor de riesgo, como fumar;
  • Cáncer de glándulas salivales menores: es una neoplasia rara que se origina en glándulas pequeñas conocidas como glándulas salivales más pequeñas, ubicadas en la laringe. Estas glándulas producen moco y saliva para lubricar y humedecer el área.

Síntomas del cáncer de laringe

Es importante mencionar que muchos de los síntomas a continuación también pueden estar asociados con afecciones benignas. Por lo tanto, ante cualquier signo es importante consultar a un médico o incluso a un dentista para evaluar el sitio. Los principales síntomas son:

  • Ronquera y cambio persistente de la voz;
  • Irritación de la garganta que no pasa;
  • Nódulo en el cuello;
  • Tos constante;
  • Dolor o dificultad para tragar;
  • Dificultad para respirar;
  • Pérdida de peso sin razón aparente.

Diagnóstico del cáncer de laringe

En el cáncer de laringe, el diagnóstico se realiza a través del examen clínico con laringoscopia. Si es posible realizar exploraciones y biopsias sospechosas de lesiones, se debe realizar para confirmar el diagnóstico. Si la biopsia no es posible durante la laringoscopia, el paciente debe ser referido a un lugar donde la biopsia se puede hacer bajo anestesia general.

Una vez que se confirma la enfermedad, se realizan las otras pruebas para definir la extensión (etapa) y el mejor tratamiento. Pueden incluir:

  • Tomografía computarizada o resonancia magnética: proporciona información importante sobre la extensión de las estructuras comprometidas, así como ayuda en el diagnóstico diferencial con lesiones benignas;
  • PET/CT: realizado en algunos casos para evaluar si hay lesiones relacionadas con la enfermedad en otros órganos (metástasis);
  • Análisis de sangre: los análisis de sangre no pueden diagnosticar tumores de la laringe. Sin embargo, se les pide que evalúen el estado de salud general del paciente, especialmente antes del tratamiento.

Tratamiento

El cáncer de laringe en estadio temprano solo se puede tratar con radioterapia o cirugías mínimamente invasivas (endoscópicas). En etapas más avanzadas, dependiendo de la extensión de la enfermedad, se puede requerir cirugía seguida de radioterapia con o sin quimioterapia, o solo radioterapia combinada con quimioterapia.

Cuando el tratamiento quirúrgico implica la extirpación de todo el órgano (laringectomía total), hay pérdida de la voz laríngea y la necesidad del traqueostoma definitivo.

Otras formas importantes de tratamiento para el cáncer de laringe son:

  • Radioterapia IMRT: es un tipo de radioterapia que tiene mayor precisión a la hora de tratar el tumor. Con esto, el paciente tiene menos efectos secundarios y los resultados son más expresivos;
  • Terapia dirigida: estos son medicamentos que funcionan de manera diferente a la quimioterapia estándar. Tienden a tener efectos secundarios diferentes (y menos graves), evitando que la célula tumoral se multiplique, ralentizando o incluso interrumpiendo el crecimiento de las células cancerosas. Esta terapia se puede combinar con radioterapia para algunos tipos de cáncer en etapa temprana o quimioterapia en casos avanzados;
  • Inmunoterapia: este tipo de tratamiento aumenta la actividad de las células de defensa del paciente para combatir la enfermedad. Se puede utilizar combinado o no con quimioterapia dependiendo de las características clínicas del paciente y de la expresión de PDL1, que es una proteína presente en la superficie del tumor.

Prevención

La mejor manera de evitar el cáncer de laringe es alejarse de sus principales factores de riesgo: fumar y el exceso de alcohol.

 

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Tipos de cancer

Descubre nuestra serie de contenidos relacionados con los tipos de cáncer.
Sepa mas