Tipos de cáncer

Tumores de la médula espinal

Los tumores de médula espinal pueden surgir dentro o próximo de la médula espinal, que incluye la cervical, torácica y lumbar. Flaqueza o sopor de miembros superiores o inferiores y dificuldad para caminar son algunos de los síntomas. Sepa más.
4 min de lectura
por: Grupo Oncoclínicas
Tumores de la médula espinal
Los tumores de médula espinhal pueden ocurrir dentro o próximo de la médula espinal (cervical, torácica y lumbar) y ser benignos o malignos (cáncer).

Lo que son tumores médula espinal

Los tumores de la médula espinal pueden ocurrir dentro o próximo de la médula espinal (cervical, torácica y lumbar), y ser benignos o malignos (cáncer). De todos los casos de cáncer primario del Sistema Nervioso Central (SNC), solamente 22% ocurren en esta localización.

Subtipos de tumor de la médula espinal

Los tumores de la médula espinal pueden ser categorizados como:

  • Tumores primarios – en general, son raros y comprenden aproximadamente 0,04% de todos los tumores y 10% de todos los tumores óseo. Por definición, tienen origen en las células de aquel lugar, sea de la médula espinal o de estructuras próximas, como de las meninges. Pueden ser malignos o no; y
  • Tumores secundarios o metastásicos – son metástasis de un cáncer originado en otra parte del cuerpo, por eso son siempre malignos. 

Otra forma de calificar los tumores de la médula espinal es por la localización. Ellos pueden ser:

  • Tumores intramedulares – surgen dentro de la propia médula espinal. Los tumores más comunes son los gliomas, especialmente ependimomas y astrocitomas de bajo grado, y suelen ocurrir en pacientes más jóvenes. 
  • Tumores intradurales extramedulares – surgen dentro de la duramadre, pero fuera de la médula espinal. Los tumores más comunes en ese grupo son meningiomas y tumores de la vaina nerviosa; y
  • Tumores extradurales – son lesiones que suelen comprimir la médula espinal o la cauda equina y pueden incluso invadir la duramadre. Tumores extradurales son generalmente metastásicos y suelen surgir en los cuerpos vertebrales.

Síntomas y señales de los tumores en la médula espinal

  • Flaqueza o somnolencia de miembros superiores y/o inferiores (dificultad para escribir o para levantar los brazos y piernas, por ejemplo);
  • Problemas en el intestino o en la vejiga (como retención urinaria y constipación);
  • Dificultad para caminar;
  • Dolor en las espaldas que se agrava progresivamente (sin relación con actividades físicas y que empeora cuando la persona se acosta; y
  • Disminución de la sensibilidad en la región.

Diagnóstico de los tumores en la médula espinal

El diagnóstico de un tumor localizado en la médula espinal puede ocurrir de forma tardía, principalmente porque las primeras señales y síntomas son leves y llevan, muchas veces, con que se retrase la búsqueda de atendimiento médico. Pacientes con “señales de alerta” deben ser avaliados adecuadamente con exámenes de imagen y laboratoriales para confirmar el diagnóstico.

Entienda, en seguida, los procedimientos usados para detectar la enfermedad.

Exámenes de imagen, que pueden ser:

  • Rayo X – las radiografías de la columna permiten la evaluación del alineamiento general de la columna vertebral y de la integridad ósea, y pueden demostrar una lesión formadora o destructora de huesos si ella es grande lo suficiente;
  • Resonancia magnética (RNM) – es frecuentemente recomendada por ser necesaria para definir con precisión el tamaño y la extensión del tumor y si él se esparció para el canal espinal;
  • Tomografía computadorizada (TC) – puede ser solicitada y permite la visualización de detalles de la anatomía de la región; y
  • Cintilografía ósea – un examen frecuentemente solicitado cuando hay sospecha de cáncer metastásico para el hueso y que determina si hay otras lesiones en los huesos de todo el cuerpo.

Biopsia, que es necesaria para confirmar el tipo exacto de tumor, especialmente si es un tumor primario. Puede exigir cirugía, pero en algunos casos una biopsia a través de aguja guiada por examen de imagen puede ser suficiente para alcanzar el tumor y extraer una muestra de tejido para que se haga el diagnóstico histológico específico.

Tratamiento

El tratamiento de un tumor en la columna cervical depende de muchos factores, como la edad del paciente y sus condiciones médicas asociadas, el tipo histológico del tumor y si es primario o metastásico, además de la gravedad de los síntomas relacionados a su localización.

Los tumores metastásicos de la columna tienen más probabilidad de causar inestabilidad y/o comprometimiento neurológico y son más frecuentemente tratados con cirugía. Ciertos tumores espinales benignos y quistes pueden no necesitar de tratamiento si no causaren ningún síntoma.

La resección quirúrgica seguida de la radioterapia (con o sin quimioterapia, a depender del tipo histológico de la enfermedad) suele ser el protocolo adoptado para tumores malignos de la médula espinal bien localizados. Caso la remoción no sea posible, se utiliza directamente la radioterapia para aliviar la presión sobre la médula espinal.

Opciones no quirúrgicas incluyen observación, quimioterapia y radioterapia. Los tumores asintomáticos o levemente sintomáticos que no parecen estar cambiando o progresando pueden ser observados y monitoreados con resonancias magnéticas regulares. Algunos tumores responden bien a la quimioterapia y otros, a la radioterapia. Sin embargo, existen tipos específicos de tumores metastásicos que son inherentemente radiorresistentes, y la cirugía puede ser la única opción de tratamiento viable.

Es importante resaltar que cuando ocurre déficit neurológico por causa de la compresión de la médula espinal debe iniciar inmediatamente el tratamiento a la basis de corticoides, para reducir el edema y preservar la función de la médula espinal. La acción debe ser rápida, pues muchos déficits pueden volverse irreversibles rápidamente.

La recuperación del paciente depende de la rapidez del inicio del tratamiento y de la extensión de la enfermedad.

Prevención

No hay iniciativas conocidas y eficaces para prevenir este tipo de cáncer.

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Tipos de cancer

Descubre nuestra serie de contenidos relacionados con los tipos de cáncer.
Sepa mas