Especialidades

Nutrología

La nutrología estudia los nutrientes de los alimentos y su impacto en el cuerpo. En oncología, el nutrólogo sigue la dieta del paciente, cuyo tratamiento tiene efectos secundarios que afectan a la absorción de nutrientes y alteran el metabolismo. Aprende más.
Nutrología

La nutrología es la especialidad médica que estudia los nutrientes de los alimentos y sus impactos en el cuerpo. Esta especialidad evalúa los beneficios y daños causados por la ingesta de nutrientes, con el fin de ayudar a mantener la salud y reducir los riesgos de enfermedad. El médico especialista en esta área es el nutrólogo, responsable del diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades relacionadas con la falta o el exceso de estos nutrientes. Puede diagnosticar y tratar, por ejemplo, la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes. Además, puede identificar posibles errores dietéticos y de estilo de vida, promoviendo cambios importantes en beneficio de la salud.

En oncología, el desempeño del nutrólogo es extremadamente importante, ya que los pacientes con cáncer tienden a perder peso y, por lo tanto, presentan deficiencias nutricionales. Esto se debe a que, aunque sufran un aumento de la demanda metabólica, suele producirse una reducción relevante del apetito. También hay un cambio en el gusto, además de los efectos secundarios del tratamiento, como náuseas y vómitos, que contribuyen a una marcada pérdida de peso.

En este sentido, el seguimiento del nutrólogo contribuye a favorecer el aumento de peso y la recuperación del estado nutricional, que es fundamental para la buena evolución del tratamiento del cáncer. Los objetivos de los médicos que trabajan con nutrología son conocer y mostrar las funciones básicas y fundamentales de los nutrientes en el crecimiento, desarrollo físico y mental y prevenir enfermedades crónicas, además de garantizar la salud y la calidad de vida de los pacientes.

La diferencia entre el nutrólogo y el nutricionista

Es muy común tener una confusión entre el papel del nutricionista y el nutrólogo. Mientras que el nutrólogo, con formación médica, tiene como objetivo evaluar, a través de exámenes médicos, la salud del paciente y ofrecer orientación para una dieta más equilibrada y para la preservación de la salud, el nutricionista, graduado en nutrición, establece una dieta individualizada, corrigiendo las proporciones de nutrientes ingeridos.  Por lo tanto, es muy común que los dos profesionales trabajen juntos.

Aunque son profesionales de diferentes especialidades, nutrólogo y nutricionista, juntos, son responsables de definir el estado nutricional del paciente en tratamiento, así como su antropometría. Con esta información, es posible definir el volumen de energía y proteína adecuado para la recuperación del paciente durante la terapia y establecer el menú a seguir, respetando las preferencias individuales y el comportamiento de su enfermedad.

El nutrólogo también guiará al paciente en relación a sus hábitos alimenticios, como la frecuencia de las comidas, los alimentos que deben incluirse o evitarse e incluso cuidar la hidratación, todo ello teniendo en cuenta la etapa de la enfermedad y el tratamiento.

El tratamiento del cáncer puede ser extremadamente agotador para el paciente, y, por lo tanto, el nutrólogo también actúa como un profesional muy importante para indicar la mejor manera de minimizar los efectos secundarios de la quimioterapia, la radioterapia y el avance de la desnutrición. Con cambios en la dieta y el uso de suplementos, es posible minimizar síntomas como náuseas, vómitos, sensación de debilidad e irritaciones en la mucosa y la región de la boca.

Prevención

Al ser también responsable del tratamiento de enfermedades relacionadas con los alimentos, como la obesidad, el profesional de la nutrología juega un papel fundamental en la prevención de casos de cáncer . Según el Instituto Nacional del Cáncer José Alencar Gomes da Silva (INCA), la obesidad hoy es vista como uno de los principales factores de riesgo para la enfermedad. 

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también indican que el 13% de los casos de cáncer en Brasil se atribuyen al sobrepeso. El exceso de grasa corporal representa un riesgo para el desarrollo de al menos 13 tipos de cáncer, como esófago (adenocarcinoma), estómago (cardias), páncreas, vesícula biliar, hígado, intestino (colon y recto), riñones, mama (mujeres posmenopáusicas), ovario, endometrio, meningioma, tiroides y mieloma múltiple.

Esto se debe a que el exceso de grasa corporal causa un estado de inflamación crónica y aumenta los niveles de hormonas en el cuerpo que promueven el crecimiento de las células cancerosas.

La prevalencia del exceso de peso corporal ha aumentado en las últimas décadas en Brasil. Según la Encuesta Nacional de Salud, publicada en octubre de 2020, en 2019, el 55,4% de la población adulta tenía sobrepeso. Esto causa impactos directos en el SUS. De los R$ 3,4 mil millones gastados por el SUS en 2018 en el tratamiento del cáncer, R$ 1,4 mil millones (o 41,1%) fueron en terapias contra cánceres asociados con sobrepeso, principalmente tumores malignos de mama, intestino grueso (colorrectal) y endometrio.

Fuentes

https://abran.org.br/

SCIELO, Nutrología, especialidad médica https://www.scielo.br/j/ramb/a/fNjNwbCMp3CknGXBRvRfgtw/?lang=pt

Instituto Nacional del Cáncer https://www.inca.gov.br/sites/ufu.sti.inca.local/files/media/document/rrc-38-artigo-cancer-e-obesidade-um-alerta-do-inca.pdf

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.

Especialidades

Conoce todas las especialidades médicas de los profesionales del Grupo Oncoclínicas
Sepa mas