Cáncer de ano/Canal anal

¿El sexo anal puede causar cáncer de ano?

Sí. La práctica del sexo anal es uno de los factores asociados al cáncer de ano. El riesgo de desarrollar la enfermedad también está relacionado con algunas infecciones, como el VPH -virus del papiloma humano- y el VIH, además de otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, el herpes genital y la clamidia. Por lo tanto, es muy importante utilizar preservativos durante las relaciones sexuales.

¿Los problemas de hemorroides pueden desarrollar en cáncer anal?

No. La congestión, el dolor y el sangrado de las hemorroides, lo que llamamos crisis hemorroidal es, en cierto modo, una situación a la que se enfrentan habitualmente muchas personas. No existe ninguna relación entre esta enfermedad y el desarrollo del cáncer anal, aunque los síntomas pueden ser los mismos. Si presentas algunos de los síntomas anteriores, busque un especialista para guiarte en el manejo del caso.

¿La diarrea constante es un signo de cáncer anal?

En efecto, la diarrea es una manifestación que puede representar desde simples enfermedades hasta afecciones graves. Es posible que el cáncer anal provoque cambios en el hábito intestinal del paciente, provocando tanto diarrea como estreñimiento, pero los principales síntomas de la enfermedad consisten en dolor, sangrado rectal y sensación de presencia de una masa en la región.

¿Cuánto dura el tratamiento para este tipo de cáncer?

En general, el tratamiento se basa en el uso de quimioterapia junto con radioterapia y dura aproximadamente dos meses.

¿Cuáles son las posibilidades de que el cáncer regrese?

La primera reevaluación clínica está programada para 6 u 8 semanas después del final del tratamiento. Las revisiones trimestrales son aconsejables en los casos en los que la respuesta ha sido satisfactoria, mientras que en los pacientes con dudas, puede ser necesario un seguimiento más estrecho, a menudo con biopsias. En la mayoría de los casos, la enfermedad es curable y las posibilidades de recurrencia, es decir, de que el cáncer regrese, son generalmente más altas en los casos en que el tumor inicial es muy grande o cuando los ganglios linfáticos están afectados.

¿Qué es una colostomía?

En algunas situaciones no es posible tratar la enfermedad de forma conservadora y se hace necesario un enfoque quirúrgico. Cuando esto ocurre, los músculos del esfínter anal, que controlan la continencia fecal, se eliminan y resulta difícil restablecer la conexión de la porción terminal del intestino en su posición original. La alternativa encontrada para solucionar este problema es la realización de una colostomía, que no es más que una desviación del tránsito intestinal. En lugar de que el bolo fecal sea transportado por todo el intestino grueso y se elimine en la región anal, se eliminará en un punto anterior, a través de una abertura realizada en el abdomen del paciente. En la práctica, es un procedimiento muy sencillo, que proporciona al paciente una buena calidad de vida. Si tiene cualquier otra duda, busque el consejo de su médico.