Quimioterapia

¿Cuándo debe un paciente que recibe quimioterapia buscar atención médica urgente?

El paciente debe buscar atención médica inmediatamente si presenta:

• Fiebre (temperatura > 37.8ºC);
• Manchas o placas rojas en el cuerpo;
• Dolor o ardor al orinar;
• Sangrado que tarda en detenerse;
• Dificultad para respirar;
• Diarrea severa y/o vómitos;
• Hinchazón de las piernas, especialmente cuando es asimétrica (más alta en un lado que en el otro);

Pero en general, si el paciente tiene otros cambios que surgen después del inicio del tratamiento y son motivo de preocupación, debe consultar a su médico.

¿El paciente que recibe quimioterapia necesita cambiar su rutina?

Los posibles efectos secundarios de la quimioterapia pueden determinar la necesidad de que el paciente adopte algunas medidas que, junto con otros medicamentos administrados, reducirán la probabilidad de aparición de estos efectos secundarios, su intensidad y/o su duración.
Por ejemplo, la quimioterapia puede causar neutropenia grave en algunos casos. Cuando existe este riesgo, el paciente puede necesitar tener cuidado con algunas actitudes simples, tales como:

• Ingerir alimentos saludables y de origen seguro;
• Evite en interiores y con mucha gente;
• Evite comer alimentos crudos;
• Tenga cuidado al afeitarse para no cortarse, usando afeitado eléctrico si es posible;
• Evite quitarse las cutículas y la depilación con cera.
Este cuidado tiene como objetivo reducir el riesgo de contraer infecciones, durante los períodos en que las defensas del cuerpo pueden debilitarse. Para averiguar si la quimioterapia que está recibiendo causa neutropenia y si necesita tomar estas precauciones, hable con su médico.

Si una persona recibe quimioterapia y no tiene tantos efectos secundarios, ¿eso significa que el tratamiento no está surtiendo efecto?

No. Cada organismo es único y reacciona de manera diferente a la quimioterapia. Algunas personas pueden experimentar reacciones adversas con la quimioterapia, mientras que otras no, independientemente del efecto que el tratamiento esté teniendo en el tumor. Solo el médico responsable del seguimiento del paciente puede determinar si el tratamiento está siendo efectivo o no, basándose en exámenes físicos, de imágenes y / o de laboratorio.

¿Quimioterapia engorda?

Esta es una pregunta frecuente entre las mujeres con cáncer de mama. El medicamento en sí no engorda, pero varios factores presentes durante el tratamiento pueden contribuir al aumento de peso. Entre ellos se encuentran:

• Reducción de la actividad física con el mantenimiento de la ingesta calórica;
• Posible cese de la menstruación durante la quimioterapia, lo que significa cambio hormonal;
• Ansiedad y estrés emocional;
• Uso de medicamentos asociados a la quimioterapia, como corticosteroides.
• Con respecto a otros tipos de cáncer, en general, el paciente puede perder un poco de peso durante la quimioterapia, debido a la disminución del apetito y, eventualmente, náuseas y vómitos.

¿Cuáles son los principales efectos secundarios de la quimioterapia?

Los efectos secundarios de la quimioterapia varían según varios factores, entre ellos:
Drogas(s) utilizadas(s);
Dosis del(de los) medicamento(s);
Duración del ciclo de tratamiento;
Tipo de cáncer;
Estado general del paciente;
Existencia de otras enfermedades asociadas al cáncer.
Así, un paciente puede tener uno o más efectos secundarios, siendo observada intensidad variable de persona a persona.
Los efectos secundarios de la quimioterapia generalmente ocurren debido a la acción de estos medicamentos en el proceso de división celular. Por lo tanto, además de las células tumorales, las células normales que están en división celular también se ven afectadas, lo que hace que los tejidos del cuerpo con una alta tasa de división celular, como la médula ósea y las membranas mucosas, sean más susceptibles a la quimioterapia.
Los posibles efectos secundarios de la quimioterapia incluyen:

• Debilidad;
• Mucositis;
• Diarrea;
• Pérdida o aumento de peso;
• Alopecia (pérdida de cabello);
• Cambios en las uñas;
• Náuseas y vómitos;
• Neutropenia, anemia y trombocitopenia;
• Hormigueo en los pies y las manos.

En general, los efectos secundarios de la quimioterapia disminuyen gradualmente después del final del tratamiento, hasta la desaparición completa. Así, es común que las uñas vuelvan a la normalidad y que el vello vuelva a crecer.
Sin embargo, algunos efectos secundarios pueden volverse permanentes, como es el caso del cese de la menstruación en ciertos casos de quimioterapia para el cáncer de mama.
Para conocer con mayor precisión los posibles efectos secundarios aplicados a su caso, hable con su médico.

¿Cómo se realiza la quimioterapia?

La quimioterapia se puede administrar sola o en combinación con otras formas de tratamiento del cáncer, como fármacos diana moleculares, terapia hormonal, radioterapia y cirugía. La combinación de quimioterapia con otras alternativas terapéuticas puede ser concomitante, neoadyuvante o adyuvante.
La quimioterapia se puede administrar a través de las siguientes vías, dependiendo del medicamento:

• Oral;
• Intravenoso;
• Intramuscular;
• Subcutáneo;
• Inthecal, por la columna vertebral;
• Tópico

La quimioterapia puede implicar la administración de un solo fármaco (monoterapia). Sin embargo, como la quimioterapia tiene diferentes mecanismos de acción, la quimioterapia también se puede hacer administrando más de un tipo de medicamento, generalmente perteneciente a diferentes clases de quimioterapia, combinados en un régimen de tratamiento predeterminado. Además, la quimioterapia generalmente se aplica de acuerdo con un ciclo de tratamiento preestablecido, independientemente de si se usa un medicamento o más. La duración del tratamiento varía según la enfermedad y los medicamentos utilizados.
Junto con la quimioterapia, los profesionales de enfermería especializados también pueden administrar suero y medicamentos que ayudan a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia.

¿Qué alimentos no se pueden ingerir durante el tratamiento del cáncer?

El paciente debe evitar alimentos ácidos como alcohol, piña, café y refrescos; Pero no están necesariamente prohibidos. La orientación tiene como objetivo prevenir la aparición de llagas en la boca.