1ª edição

El estudio KEYNOTE-048 aporta resultados a largo plazo de pembrolizumab con o sin quimioterapia en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello

por: Grupo Oncoclínicas
El estudio KEYNOTE-048 aporta resultados a largo plazo de pembrolizumab con o sin quimioterapia en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello

El pembrolizumab es una inmunoterapia que se dirige a una proteína llamada PD-1, que se encuentra en las células T del sistema inmunitario. La PD-1 se une a otra proteína, la PD-L1, que existe en ciertas células del organismo, incluidas algunas de tipo canceroso. Esta unión impide que la célula T ataque a la célula portadora de PD-L1, por lo que ciertas células cancerosas se vuelven “invisibles” a los ataques del sistema inmunitario. Lo que hace este fármaco es bloquear el PD-1 y, por tanto, hacer que las células cancerosas vuelvan a ser visibles para el sistema inmunitario, de modo que éste pueda atacarlas libremente.

El seguimiento a largo plazo de pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello recurrente o metastásico ha confirmado la ventaja de pembrolizumab, con o sin quimioterapia, sobre un régimen consistente en cetuximab y quimioterapia para los pacientes con PD-L1 positivo. Los datos proceden del estudio KEYNOTE-048.

Según Daniel Oliveira Brito, oncólogo del Núcleo de Oncología de Bahía Ondina, clínica del Grupo Oncoclínicas de Salvador, el tratamiento del carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello metastásico llevaba unos 12 años sin novedades para el escenario de primera línea: “La combinación de quimioterapia con platino (doblete de platino) con fluorouracilo más cetuximab (evaluada por el ensayo clínico EXTREME) fue el estándar, mostrando una mediana de supervivencia global de 10,1 meses y una tasa de respuesta del 36%”, dijo Brito.

La publicación de los primeros resultados del estudio KEYNOTE-048 en 2019 ha transformado el tratamiento estándar de la enfermedad metastásica y recurrente, según Fernanda Bohns Pruski Ramos, oncóloga del Centro de Oncología OC HSL PUCRS, una clínica del Grupo Oncoclínicas en Río Grande do Sul: “Esto cambió el tratamiento porque observamos un beneficio en la supervivencia global cuando añadimos la inmunoterapia (en este caso, pembrolizumab) al platino y al fluorouracilo”, afirma.

Acceda a nuestra página web y conozca todos los detalles del estudio KEYNOTE-048, presentado en el Congreso Virtual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), en septiembre.

Cuota
O comparte el enlace
Enlace copiado en su escritorio.L